¿Qué es la psicomotricidad infantil?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

A día de hoy, la psicomotricidad infantil ocupa un lugar destacado en la educación infantil y el desarrollo de los niños, ya que aborda la relación entre el cuerpo y la mente (desarrollo motor, afectivo e intelectual) y reconoce la importancia de la coordinación y el control del cuerpo en el desarrollo global del niño.

¿Qué es la psicomotricidad infantil?

La psicomotricidad infantil (descrita hasta los 7 años) se refiere a la capacidad de coordinar los movimientos y percibir el entorno, al mismo tiempo que se desarrollan aspectos emocionales y sociales de un niño. Este enfoque se basa en la idea de que el cuerpo y la mente están intrínsecamente conectados, y su desarrollo conjunto es esencial para el bienestar general.

¿Cómo funciona?

La psicomotricidad infantil se desarrolla a través de la interacción del niño con su entorno. Las actividades físicas y sociales juegan un papel importante durante el proceso, pues los niños aprenden a través del juego y la exploración, lo que les permite desarrollar habilidades motoras, así como la capacidad de entender y expresar emociones, del cual se encarga el sistema nervioso central.

Cuando hablamos de psicomotricidad infantil, nos referimos a cómo los niños aprenden a usar su cuerpo y a entender el espacio que los rodea. Para su desarrollo, es muy importante que puedan sentir y entender lo que ven, oyen y tocan.

¿Cuáles son sus beneficios?

  1. Desarrollo Motor: Mejora la coordinación, equilibrio y control de los movimientos.
  2. Desarrollo cognitivo: Estimula el desarrollo cognitivo al fomentar la atención, la memoria, la concentración y la resolución de problemas.
  3. Control de las emociones: Ayuda en la comprensión y expresión de emociones, promoviendo una mayor conciencia emocional y habilidades sociales.
  4. Autoestima: Contribuye al desarrollo de la autoimagen positiva y la confianza en uno mismo.
  5. Aprendizaje académico: Favorece la preparación para el aprendizaje académico al mejorar habilidades como la escritura, la lectura y la concentración en el aula.

Consejos para Estimular la Psicomotricidad Infantil

  • Juego: Si los niños se involucran en actividades físicas y juegos, pueden mejorar sus habilidades motoras.
  • Actividades sensoriales: Con actividades que estimulen los sentidos, como juegos táctiles, sonidos y aromas.
  • Participación familiar: Que la familia se involucre hará que haya una mayor conexión emocional y física con el niño.
  • Variedad de estímulos: Ofrece una variedad de experiencias y estímulos para promover el desarrollo integral, desde juegos al aire libre hasta actividades artísticas.

 

En resumen, la psicomotricidad infantil es un componente esencial en el desarrollo de los niños. Al reconocer la conexión entre el cuerpo, la mente y las emociones, podemos proporcionarles experiencias enriquecedoras que ayude a su crecimiento tanto físico como emocional.